lunes, 14 de junio de 2010

Viernes Santo - Sombrero de Orca!!!

Menos mal que no importa ir sola a casi ningún lugar y menos cuando se trata de recitales. Menos mal, también, que cuando pienso que todo puede salir mal, siempre me equivoco y nunca me hago caso aunque amo las pantuflas. Raquel dice que vivo en el futuro y aunque no le crea del todo, admito que intento no perderme nada. Estoy tan contenta porque el sábado dije mi nombre y me senté en la quinta fila de la sala de Cultura de Brandsen para presenciar algo insólito: una banda que es profeta en su tierra. Pensé la idea antes que uno de los músicos que la integran me lo dijera horas después. Y me alegré de escucharlo de su boca... ellos también lo habían sentido. Es difícil ser objetivo cuando surgen las ganas de despegarse del asiento y saltar agitando el brazo derecho y después el izquierdo. No es ningún hallazgo decir que cuando se mezclan los sentimientos, los errores se minimizan y la crítica siempre es positiva. Pero pasa. Pasa y es lindo que así suceda. Tampoco es original adherir a las palabras de un grande como Jorge Oss, pero llegaron! Ahora nos queda agitar trapos, saltar, hacer volar globos de colores y disfrutar. A ustedes, todavía la mejor parte. "Tengo ganas de ir a ver una banda que se llama Sombrero de Orca o algo así", se escuchó en un viaje de Berisso a La Plata en el 202.

1 comentario:

gonzalo dijo...

La verdad... es tan loco como lo describís dan.. Siento tanto esa coneccion..Esa energia tan bien transmitida.. Si estoy parado.. salto... si estoy sentado muevo los pies y me pego con las manos en las piernas como si fueran bongo... Es tan loco explicar lo que se siente... y tal vez.. si uno le busca un porque, o un como.. No lo encuentra.. Pero eso.. es lo que se siente, lo que transmite.. SOMBRERO DE ORKO...