lunes, 12 de abril de 2010

Para sacarse el Sombrero

“En esta parte del mundo, en esta enorme ciudad”, que es La Plata, cuna ricotera y constante generadora de sonidos nuevos, la banda de Brandsen Sombrero de Orko dejó en claro que no piensa pedir permiso para abrirse camino en terreno de grandes. Contundentes y decididos, llegaron a Bar Imperio (17 entre 70 y 71) con su primer disco en el bolsillo, de la mano del productor Esteban “Pato” Monti, bajista de los también platenses Guasones. Y para no andar con vueltas ni suspensos, le regalaron a su público dos nuevas canciones que superaron hasta las mejores expectativas de los presentes. Para sacar de escena rápidamente los traspiés, solo dos menciones: la voz del grupo, Sergio “Garoto” García, se olvidó la letra varias veces (“de los temas viejos”, diría entre risas después) y Sem Uribarri tuvo que empeñar varios segundos en volver a enchufar su guitarra. Punto. Sin pausas, Sombrero de Orko tocó durante casi dos horas los temas que componen su disco, entre los que se encuentran “Telaraña”, “Solo en la oscuridad”, “Loco”, “Huracán”, “Viernes Santo”., “Lobo hambriento”, esta vez con Monti en guitarras y voz en reemplazo del líder de Guasones Facundo Soto, y la dos veces coreada “Huellas”. “Quiero tener muchos testigos para no exagerar”: la noche fue una fiesta de esas que dejan escapar la idea de la masividad. Por la mente de muchos, pasaron las imágenes de tantas bandas platenses que golpearon las puertas de la ciudad buscando aliados. “Esto es el principio de algo muy grande”, se escuchó de boca de un gigante de Brandsen, el músico Jorge Oss, a quien fue dedicado este primer disco, titulado Sombrero de Orko. Aunque no era la primera vez del sexteto en La Plata, el del miércoles fue un show aparte, donde se percibió, desde abajo, la madurez musical que alcanzaron sobre el escenario. Después de un agitado año de trabajo, finalmente el reloj marcó la hora de dar la cara y ahí estuvieron, cada uno en su rol, demostrando que en tiempos en que “nadie tiene rumbo, todos pierden la razón”, ellos encontraron su lugar en el mundo. El sábado, para los fans locales que no pudieron viajar (teniendo en cuenta que el encuentro fue un miércoles), “Garoto”, Sem, Leo Rosa (guitarra y coros), Marcos Erregue (teclados y coros) “Confy” Uribarri (bajo), y Jeremías Estive (batería) formaron parte del festival La Trankera Rock, en Jeppener. Para ir agendando, el 21 de Mayo la cita es en El Ayuntamiento platense (1 entre 47 y 48).

1 comentario:

gonzalo dijo...

Por dios... lo que me perdi por estar trabajando en el medio de la nada... Estoy seguro como vos decis de que van a pisar muy fuerte... tienen carisma, son buenos musicos y lo mejor de todo es que lo hacen con mucho esfurzo.. Se merecen lo mejor... y espero que este momento se pueda aprobechar...
Espero poder estar el 21... sin mas nada que decir que
SOMBRERO DE ORKO... "ES UN LICOR QUE SABE A MENTA... Y TE PEGA COMO UN HURACAN.."