sábado, 25 de octubre de 2008

me tiré un pedo y llegué al espacio...

Personajes: Melisa, mi amiga, Valentín, mi primo de cinco años y yo Situación: Mc Donalds del shopping de Mar del Plata, un viernes a la noche el verano pasado. A continuación detallo el diálogo que se entabló mientras las papas fritas se enfriaban porque yo no podía parar de reírme. Valentín: ayer me tiré un pedo y llegué al espacio… (Yo casi me ahogo con la Coca). Meli: posta?? Y qué onda el espacio? Valentín: y… bien, aburrido, no había casi nadie, así que me volví en seguida. Meli: y qué hiciste allá? Valentín: y estuve un ratito… había máquinas grandes y era todo negro y blanco, pero nadie quería jugar. (Yo ya había dejado de lado la hamburguesa y la gente me miraba con cara de “esta chica que se recate un poco”). Meli: y en qué fuiste al espacio? (muy firme como si estuviera hablando con alguien cuerdo) Valentín: en mi nave (súper conforme de que lo que decía, tenía bases totalmente sólidas). Meli: y cómo conseguiste una nave? Valentín: me tiré un pedo y salió la nave. (Yo ya no daba más… por favor qué delirante!). Meli: ah, entonces te tiraste un pedo y salió la nave y después te metiste adentro de la nave, te tiraste otro pedo y llegaste al espacio, no? Valentín: claro… Y después dicen que somos los jóvenes los que fumamos… los niños también lo hacen!
por Lucía Jimenez

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pensar que uno gasta y gasta pedos sin sentido, a veces solo para molestar a los que estan cerca o para tirar fatilities de olores insoportables...
yo creo que tendriamos qeu tomar conciencia y poder ayudar al mundo con nuestros pedos teniendo esta informacion,

Horacio

LiM dijo...

Estos temas no son de mi agrado, pero debo admitir la originalidad de los niños...