martes, 31 de marzo de 2009

Un regalo breve

Teóloga, de Ana María Shua En el siglo Vll después de Cristo, un grupo de teólogos bávaros discute sobre el sexo de los ángeles. Obviamente, no se admite que las mujeres (por entonces ni siquiera era seguro que tuvieran alma) sean capaces de discutir materias teologales. Sin embargo uno de ellos es una mujer hábilmente disfrazada. Afirma con mucha energía que los ángeles sólo pueden pertenecer al sexo masculino. Sabe, pero no lo dice, que entre ellos habrá mujeres disfrazadas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

:)

semicorchea ||| dijo...

Creo conocer esa sonrisa, aunque hace mucho que no la veo!!!